Cacao Sampaka
2000-2009
En el año 2000 me asocié con un grupo de especialistas del cacao para fundar una nueva cadena de tiendas de chocolates. Siempre he sido adicta al chocolate y de repente el cacao representaba un vasto y tentador mundo por descubrir.
Mi responsabilidad era la de definir la identidad de marca, desarrollar la imagen corporativa y señalar las líneas de la comunicación. La frase que establecí como definición de nuestra filosofía fue "la cultura del cacao". Cultura porque recuperamos una tradición histórica de degustación del chocolate; y cultura también porque investigamos sus orígenes, cultivo e historia para poderlo difundir. "La cultura del cacao" como concepto es lo que determina el modo de fabricar los productos, el estilo de diseño y la identidad corporativa.
Antoni Arola diseñó la arquitectura interior bajo el concepto "el mercado del cacao", que se refiere especialmente al carácter abierto y asequible de la exposición de productos, un entorno idóneo para popularizar el cacao.
Creo en la sinceridad y seducción de lo que no pretende seducir, por eso la marca Cacao Sampaka es una etiqueta negra, simple y sin artificios. La etiqueta en sí misma se convierte en el soporte de información común en el packaging, el hilo conductor de todos los productos. La fotografía también trabaja como identificador visual, es un elemento de seducción y emoción, comprensible para todos y fácil de recordar.