Agua de Loewe
2000
El director de Perfumes Loewe decidió lanzar un agua de colonia fresca y universal, para toda la familia, para cualquier momento. El target debía ser también lo más amplio posible, hombres y mujeres de todas las edades. Toni Arola se basó en el concepto del agua: investigó las curvas de las copas y las botellas clásicas de agua mineral. Yo enfoqué la gráfica hacia el bienestar del baño: revestí las cajas con una textura de bloques de piedra, superpuestos a la manera de las antiguas termas romanas- con una etiqueta blanca con textos que recuerda las etiquetas de jabón.
Ni la fragancia ni la campaña de lanzamiento fueron tan "frescas" como requería el concepto inicial, pero sus ventas confirmaron su éxito.