Pingus
2011
Restyling de Pingus, un vino de Ribera del Duero que es objeto de culto, uno de los vinos más buscados, deseados, envidiados y codiciados del planeta. La etiqueta anterior no comunicaba la personalidad de este vino singular: potente y elegante, así lo define su autor, Peter Sisseck. Y ésas fueron las palabras que guiaron nuestro proceso de rediseño.
A petición de Peter, conservamos los parámetros de identidad de Pingus, es decir el color azul y el símbolo redondo.
Pero lo hicimos potente, dándole mayor peso al logotipo con una tipografía sólida y una composición más compacta. La marca también se refuerza al situarse encima del símbolo, que reduce su tamaño. Todos los textos conforman una única estructura, que comunica fuerza y organización.
Y le dimos también elegancia, aumentando el espacio blanco alrededor de la marca, ampliando el tamaño de la etiqueta y utilizando un papel de algodón natural y acabados cualitativos.
Un trabajo de precisión más que de creatividad, se trataba de darle el peso y la posición justa a cada elemento, para conseguir la misma complejidad, fuerza y calidad del vino.
Posteriormente adaptamos el nuevo diseño de Pingus a las etiquetas de Flor de Pingus, el segundo vino de Peter Sisseck.